La puerta al Jardín se está abriendo…

 

Salí al Jardín y allí miré a los ojos del Universo, a los ojos del Espíritu.
Me dijo que todos tenemos nuestro papel, aunque creamos que es pequeño…
Me visitaron las serpientes, se rieron y me acompañaron por un tiempo. Y vino la gran serpiente…Casi como un dragón .
Los cactus me dieron calorcito, y pude ver el cielo estrellado más hermoso que jamás había visto…
Y allí entendí y mudé la piel…