¿Herramientas? ¿Para qué?
¿Oráculos ? ¿Oracuqué?


Si amiga, hoy quiero compartir contigo una serie de herramientas que puedes utilizar en tu día a día. Y te preguntarás que para qué. Pues sigue leyendo.

Este tipo de herramientas, es un sistema que podemos utilizar para orientarnos, para contestar alguna pregunta que tengas o por ejemplo si quieres un mensaje para tu día. Una guía. Para eso y más, nos ayudan estos queridos amigos.

Los oráculos.
El formato que más comúnmente puedes encontrar es en forma de cartas. Pero hay más formas.
Por ejemplo, runas (símbolos grabados en unas piedritas o maderas), libros, o INCLUSO, te puedes hacer tu misma tu oráculo personal…

Hoy te quiero hablar de las cartas.
¿Qué son ?
Pues se trata de una baraja de cartas diseñadas con una temática determinada (hay miles, de casi todo lo que puedas imaginar jejeje). En el que cada carta tiene un simbolismo específico, representa un arquetipo, o tiene un mensaje determinado.

Yo tengo varios. Y los uso a diario.

¿Cómo usarlos?
En el caso del que hablamos hoy, de las cartas, hay varias maneras.

Te cuento como las uso yo .
Tengo varias formas; una es al empezar el día. Cojo el mazo que me llame ese día, las barajo, tomo una respiración profunda y pienso o le pido que me enseñe el mensaje para hoy.
Otra forma es si tengo alguna pregunta en concreto, pues pienso en ese tema o esa pregunta y pienso en obtener una respuesta para lo que tengo en mente, barajo y saco una carta.

También puedes sacar 2 o 3 cartas, para una interpretación más desarrollada o complementaria.

Me encanta tomarme ese momento íntimo. Lo tomo como un momento especial y mágico en el que conecto con mi magia interior.


Estos objetos, son sólo apoyos. Pues creo que nuestra intuición es una de las mayores herramientas que tenemos, sin embargo a veces nosotros mismos no nos creemos o no nos hacemos caso a esas sensaciones.
Y aunque son complementos o apoyos, a mi me ENCANTA usarlos.
Porque me gusta mucho esa parte mágica que tienen…

Yo creo en que tenemos un potencial tan inmenso que la mayoría de las veces nos autosaboteamos. Y poco a poquito con este tipo de herramientas podemos ir volviendo a conectar con esa sabiduría interior que traemos “de fábrica”. La sabiduría y grandeza de tu alma.

Bueno, hoy sólo te he contado acerca de uno de ellos, peeeero, habrá más posts.
Así que si te gusta este tipo de información y resuena contigo, estate atenta. Te invito a que pases por aquí de nuevo.

¡Un abrazo !

También te puede gustar: